101 ANIVERSARIO DEL GENOCIDIO ARMENIO  

 
 
SUMATE YA !!


  APRENDE ARMENIO


ESCUCHA A ALIN & TALIN

06-03-2013 | CATEGORÍA: GENERAL (clic)  Visitas 1664 | Comentarios 0
 

NAGORNO KARABAJ, LO QUE AZERBAIJAN QUIERE OCULTAR

 Home  Comentar  Imprimir  Recomendar
« Nota anterior Próxima nota »
 

NO TE PIERDAS EL VIDEO: Hoy los armenios son dueños de su destino, pero entre 1992 y 1993, el 70 por ciento de la república fue conquistada por fuerzas azerbaiyanas.

 

 

La guerra olvidada del Cáucaso
 
 
Por Enzo Mangini
 
Stepanakert, República de Nagorno Karabaj, (IPS)- Una camioneta 4×4 de la era soviética atraviesa un camino fangoso en el frente de batalla. Es otro día nublado en las llanuras orientales de la República de Nagorno Karabaj (RNK), autoproclamada independiente y aún motivo de disputa entre Armenia y Azerbaiyán. La capital, Stepanakert, con unos 50.000 habitantes, está 30 kilómetros al oeste. La capital de Azerbaiyán, Bakú, a 400 kilómetros al este, mientras que la de Armenia, Ereván, está a 350 kilómetros al oeste.
 
La cercana localidad de Agdam se encuentra en ruinas. En otro tiempohogar de 30.000 personas, fue destruida por el conflicto entre armenios y azerbaiyanos en los días de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). En 1921, el líder soviético Joseph Stalin puso a Nagorno Karabaj bajo la jurisdicción de la República de Azerbaiyán.
 
Tras la disolución de la URSS en 1991, la población local comenzó a exigir una mayor autonomía. Los armenios representaban el 75 por ciento de los 190.000 habitantes de este territorio de 11.500 kilómetros cuadrados en medio del Cáucaso. Estos acusaron a Bakú de querer imponer la cultura azerbaiyana, inicialmente exigieron unirse a la ya independizada Armenia.
 
Más tarde, la RNK optó por autoproclamarse independiente, y entonces Azerbaiyán envió sus tanques.
 
Entre 1992 y 1993, el 70 por ciento de la república fue conquistada por fuerzas azerbaiyanas. Los armenios contraatacaron, retomaron casi todo el territorio perdido e incluso avanzaron a territorio de Azerbaiyán creando una zona de amortiguación de unos kilómetros. Bakú solo retuvo el control de una pequeña provincia norteña.
 
El saldo de la guerra: 30.000 muertos y un millón de refugiados. El conflicto nunca concluyó oficialmente, y los ejércitos todavía están ubicados en la línea de cese del fuego establecida en 1994.
 
«No tome fotos aquí, por favor», dice un teniente de la Fuerza de Defensa de la RNK, según nos acercamos a la línea de alto el fuego. El militar saluda a su superior al mando, el teniente coronel Arzvik, un hombre recio de 45 años, ojos verdes y dos dientes de oro. «Tiene suerte. Con la niebla de hoy, no habrá francotiradores», dice Arzvik. «Ayer nuestros soldados recibieron disparos dos veces, pero el enemigo erró. Hoy no hay francotiradores, pero de todas formas mantenga su cabeza gacha».
 
Arzvik señala un camino. «Este lleva a Bakú. Pero nos quedamos aquí, como lo hemos hecho en los últimos 19 años, desde el cese del fuego. No estamos interesados en conquistar tierra azerbaiyana. Mantendremos nuestras posiciones todo lo que sea necesario, y ni un día más».
 
Las trincheras recuerdan a la Primera Guerra Mundial (1914-1918): paredes de barro cubiertas con pedazos de cemento y un pequeño puestode concreto en el que los soldados duermen después de haber hecho su turno como centinelas. Fusiles de asalto Ak-47 y otras armas están guardadas en una esquina, cerca de un fogón con una olla. Cables con latas vacías atadas rodean el perímetro. «Si vienen, los oiremos», explica Arzvik. «Tenemos aparatos más modernos, pero esas cosas son realmente eficaces».
 
«Los reclutas permanecen en el ejército dos años», añade. «Pero si somos atacados, todos en la RNK tomaremos las armas, como lo hicimos en 1991». Los soldados, con poco más de 20 años, parecen eficientes: las armas están limpias, las municiones listas, y siempre hay uniformes de invierno y botas nuevas disponibles.
 
Está claro que la mayoría de ellos preferirían estar estudiando o buscando trabajo. Son la primera generación de una república de 150.000 ciudadanos, con su propio parlamento, su presidente, sus visados y sus ministerios. Una república que, sin embargo, todavía ningún estado ha reconocido oficialmente. Su economía depende fundamentalmente de las remesas de la diáspora armenia. No hay inversiones extranjeras directas ni ayuda internacional.
 
La única forma de salir de la RNK es a través de una carretera por las montañas de Armenia. Las autoridades locales quieren reabrir el único aeropuerto del territorio, en las afueras de Stepanakert, clausurado desde 1992. Pero Azerbaiyán amenazó con dispararle a cualquier avión que pretendiera aterrizar en la RNK.
 
Muchos habitantes del territorio se mudan a Armenia en busca de mejores salarios. El sueldo promedio mensual aquí es de 200 dólares. Las organizaciones no gubernamentales internacionales están ausentes, con la excepción de la británica The Halo Trust, que se dedica a la retirar minas antipersonas. Desde que terminó la guerra en 1994, más de 350 personas han muerto o resultado heridas por esos explosivos abandonados. The Halo Trust estima que les llevará otros cinco años completar las operaciones de limpieza. En los últimos dos, su personal se ha reducido a la mitad, pasando de 280 a 140.
 
Las iniciativas de paz del Grupo Minsk, comisión diplomática especial creada en 1992 por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y copresidida por Estados Unidos, Francia y Rusia, se estancaron en 2011.
 
Ese año, el entonces presidente y ahora primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, auspició una reunión entre los mandatarios Ilham Aliyev, de Azerbaiyán, y Serzh Sargsyan, de Armenia. El encuentro en Kazan, Rusia, fracasó, desatando una nueva ola de provocaciones mutuas. Varados en este limbo político, los habitantes de la RNK ahora reconstruyen Stepanakert y sus aldeas en las montañas, donde las heridas de la guerra todavía están abiertas.
 
Debido al conflicto, no han podido aprovechar ni la rápidamente cambiante economía armenia, orientada al mercado de la Unión Europea, ni los beneficios de la bonanza petrolera de Azerbaiyán.
 
El conflicto se ha vuelto irrelevante para el mundo. Cuando comenzó, a fines de los años 80, fue considerado uno de los detonantes del colapso soviético. El Congreso legislativo de Estados Unidos en 1989 y el Parlamento Europeo en 1993 aprobaron sendas resoluciones apoyando el derecho de los habitantes de Nagorno Karabaj a la autodeterminación. Pero, desde entonces, pocos se acuerdan de este conflicto.
 
Este año podría ser crucial. El 18 de febrero, los armenios reeligieron a Sargsyan como presidente de su república de 3,5 millones de habitantes, aunque hay ciertas dudas sobre la transparencia del proceso electoral. El mandatario ahora quiere dar pasos «creativos» para recuperar la confianza de su pueblo.
 
Bakú, mientras tanto, aprovecha su riqueza petrolera para persuadir a la comunidad internacional de que apoye sus reclamaciones.
 
Aliyev, que se postulará para la reelección en octubre próximo, podría verse tentado a exaltar el orgullo nacional para ganarse el respaldo de 10 millones de ciudadanos insatisfechos. Esto podría traducirse en una actitud más ofensiva hacia el lado azerbaiyano de la frontera vigilada por Arzvik y sus jóvenes soldados.
 
 
UNA LUCHA POR LA LIBERTAD,
VIDEO DE EURONEWS EN ESPAÑOL

Fuente: http://www.euroxpress.es/index.php/noticias/2013/3/5/la-guerra-olvidada-del-caucaso/

 
 
« Nota anterior Próxima nota »
 

Más noticias

Nos interesa su opinión. Escríbanos su comentario:

 
 
COMENTARIOS
 
 
 Home  Arriba  Imprimir  Recomendar
 

RADIO EREVAN NIGHTS EN VIVO !

PULSA Y ESCUCHA LA MEJOR MUSICA !

SIGUENOS EN...
      

PELIGRO !
Azerbaijan

.

APRENDE ONLINE

SERVICIOS IAN

DOBLE CIUDADANIA DE ARMENIA

  ARCHIVOS hasta el 05/04/2011

ARCHIVOS desde el 06/04/2011

AGENDA COMUNITARIA

MP3.. MUSICA ARMENIA !

RADIO.. EREVAN NIGHTS

TV desde ARMENIA ONLINE

TV ARMENIA desde EEUU

NUESTRO ARARAT, IMAGEN FONDO PANTALLA

VISITAS
 
 
Desde 2005-2017 INTERNATIONAL ARMENIAN NETWORK - Todos los derechos reservados. Buenos Aires, República Argentina