102 ANIVERSARIO DEL GENOCIDIO ARMENIO

 

 
 
SUMATE YA !!


  APRENDE ARMENIO


ESCUCHA A ALIN & TALIN

25-05-2011 | CATEGORÍA: GENERAL (clic)  Visitas 1738 | Comentarios 0
 

Los 25 de Mayo, no sólo el de 1810, ayudaron a conformar parte de nuestra historia

 Home  Comentar  Imprimir  Recomendar
« Nota anterior Próxima nota »
 


Por Alberto Amato

 

Quién sabe si hubo paraguas. Si las lluvias de ese día fueron torrenciales o exiguas. Quién sabe si las cintas de French y de Beruti eran celestes y blancas o rojas. Si French, además de los hilos sutiles, no calzaba una amenazante pistola en la cintura. Quién sabe si fue cierto que la gente de aquella aldea, con la solidez de un coro griego, dijo la frase que pasó a la historia: “El pueblo quiere saber de qué se trata”. Quién sabe, si es cierto que la dijo, si la escucharon


Mayo es tumulto y confusión. Gritamos libertad, pero en realidad no somos libres. Nos sentimos independientes, pero no lo somos. Saavedra y los suyos miran a España. Moreno y los suyos miran a Rousseau, a la Revolución Francesa, los mueve las ansias de libertad: son jacobinos sin guillotina.

La patria nace en la confusión. Ese incierto viernes 25 de mayo de 1810, Saavedra no siente que haya fracasado, pero no puede decir que ha triunfado: la semilla plantada no mira a España. Moreno, Castelli, tal vez Belgrano, no sienten que han triunfado, pero no pueden hablar de fracaso: algo ha cambiado, tal vez para siempre. Así se pone en marcha la Argentina de hoy. Después, el fusilamiento de Santiago de Liniers, la muerte de Moreno en alta mar y su cadáver arrojado a las aguas, anónimo, incógnito, furtivo, inauguran la sangre y las muertes oscuras, desaparecidas, en esa patria todavía sin estrenar.

Festejamos el 25 de Mayo porque nos da identidad, porque es, también, la primera noción de patria, la que aprendimos en la escuela en aquellas mañanas heladas, cargadas de discursos incomprensibles, en las que lucíamos los colores que acaso repartieron French y Beruti prendidos al corazón almidonado. Noción de patria que otros mayos, otros junios, otros marzos cambiaron luego para siempre.

Los 25 de Mayo también ayudaron a conformar parte de nuestra historia, la proto y la contemporánea. En 1908, abrió sus puertas el Teatro Colón con el drama de Radamés y Aída, enterrados vivos por orden u omisión de los sacerdotes de Isis según inmortalizó Giuseppe Verdi. Dos años después, durante los festejos del Centenario, sonó el primer tango en forma oficial ante las delegaciones visitantes y el presidente José Figueroa Alcorta. Se llamaba, por supuesto, “Independencia”, y lo tocó una banda militar, así que imaginen cómo habrá sonado aquello. Pero fue el debut en sociedad de esa música facilonga y cachivachera que llegaba de los bailongos de conventillo y de los burdeles de Monserrat, adónde iremos a parar.

Otro 25 de Mayo, en 1938, inauguró su estadio River Plate. En Nuñez. Una joya. Gente de dinero, pero de confianza. Dos años después, otro 25 de Mayo, inauguraron el suyo sus primos hermanos de la Boca, algo más modesto, acorde con los orígenes: ambos iban a encarnar, como saavedristas y morenistas si salvamos las distancias, una división eterna plagada de drama, de humor y de gloria. El 25 de Mayo de 1960 han pasado ya ciento cincuenta años desde aquel viernes del Cabildo, el país lo recuerda con una palabra extraña de pronunciación imposible, sesquicentenario, y con toda la pompa que permiten las arcas esquilmadas. El desfile militar lo cierran unos extraños personajes. No tienen la marcialidad de las fuerzas armadas, lucen uniformes de fajina, gorras astrosas y barbas tupidas: son guerrilleros de Fidel Castro, que todavía no se ha convertido en un cuco comunista. En el palco de honor, junto al presidente Arturo Frondizi y a su par cubano, Osvaldo Dorticós, disimula una sonrisa alguien que sabe lo que se viene: es el jefe de la delegación soviética, Alexei Kosiguin.

El 25 de Mayo de 1973 asumió la presidencia Héctor J. Cámpora: el peronismo volvía al poder después de 18 años de prohibiciones, proscripciones, persecuciones, torturas y asesinatos. Como siempre, el país era todo esperanzas. Pasó a la historia como “la primavera camporista”, por que pese a haber vivido en el otoño-invierno de aquel año sublevado, cobijó la idea alocada de que, ahora sí, despegaba. Duró 49 días. Al exacto año siguiente, en medio de la violencia desatada, muere Arturo Jauretche, un tipo que pensaba y soñaba otro país muy distinto al que dejaba. Hace ocho años, también un 25 de mayo, asumió la presidencia Néstor Kirchner.

Esperanza, violencia, ardor, ilusiones, decepciones, confianza, desengaños, Mayo nos acompaña con el mismo fervor de aquellos muchachos rebeldes que, hace dos siglos, se animaron a soñar una nación y a ponerla en marcha.

Fuente: Diario Clarin

 
 
« Nota anterior Próxima nota »
 

Más noticias

Nos interesa su opinión. Escríbanos su comentario:

 
 
COMENTARIOS
 
 
 Home  Arriba  Imprimir  Recomendar
 

RADIO EREVAN NIGHTS EN VIVO !

PULSA Y ESCUCHA LA MEJOR MUSICA !

SIGUENOS EN...
      

APRENDE ONLINE

SERVICIOS IAN

DOBLE CIUDADANIA DE ARMENIA

  ARCHIVOS hasta el 05/04/2011

ARCHIVOS desde el 06/04/2011

AGENDA COMUNITARIA

MP3.. MUSICA ARMENIA !

RADIO.. EREVAN NIGHTS

TV desde ARMENIA ONLINE

TV ARMENIA desde EEUU

NUESTRO ARARAT, IMAGEN FONDO PANTALLA

VISITAS
CRUZ ARMENIA

ESCUDO ARMENIA

 
 
www.ian.am
Desde 2005-2017 INTERNATIONAL ARMENIAN NETWORK - Todos los derechos reservados. Buenos Aires, República Argentina