101 ANIVERSARIO DEL GENOCIDIO ARMENIO  

 
 
SUMATE YA !!


  APRENDE ARMENIO


ESCUCHA A ALIN & TALIN

17-12-2011 | CATEGORÍA: GENERAL (clic)  Visitas 1912 | Comentarios 5
 

LA HISTORIA DE PEDRO, UN ARMENIO DE LA DIASPORA QUE DECIDIÓ VIVIR E INVERTIR EN ARMENIA

 Home  Comentar  Imprimir  Recomendar
« Nota anterior Próxima nota »
 





 

"Armenia es mi hogar y estoy listo para enfrentar todos los desafíos"



Vicisutudes de un joven inversor de la Diáspora
      
No se diría que Pedro carece de ambición. Este armenio, que se crió en los Estados Unidos desde los nueve años, compró en 2008 ciento doce hectáreas de tierra en el pueblo de Bagaran, al lado de la frontera de Armenia con Turquía. Pedro ya plantó árboles de nuez y manzana en cuatro hectáreas de su propiedad.

¿Qué inspiró a Pedro, que nació en Irán, a invertir su ahorro tan duramente ganado en un trozo de tierra tan cerca de Armenia occidental, en la confluencia de los ríos Akhurian y Arax? “Me enamoré de este lugar la primera vez que lo vi. No muy lejos de aquí se encuentran los pueblos de Bagaran y Yervandashat. Ahí está el río Arax y Turquía del otro lado”, explica. Pedro tenía treinta y tres años cuando decidió abandonar EE.UU. y trasladarse a Armenia. Había estado antes y sabía que el cambio no sería fácil -que tendría que luchar por ciertas cosas. Pero llegó preparado para hacer justamente eso.

La gente probablemente haya escuchado por primera vez de Pedro Zaroukian en diversos foros de Internet. Con el fin de transportar su coche y efectos personales a Armenia sin tener que pagar sobornos, tuvo que hacer veinte viajes con cuatro agencias distintas en Armenia. Atrapado en un laberinto interminable de burocracia y corrupción, Pedro hizo público su caso. Envió protestas públicas a los funcionarios de aduanas, a la agencia de migración y al Ministerio de la Diáspora.

En otro orden de cosas, Pedro y sus vecinos pusieron en marcha una campaña de ocho meses en contra de un club de karaoke en su edificio. La música, a gran volumen y hasta altas horas de la noche, impedía que los residentes duerman decentemente. “Ahora están construyendo un edificio ilegal de doce pisos en la calle Pushkin, frente a nuestra casa. Mis vecinos y yo entablamos una batalla contra ellos. Tienes que luchar para vivir normalmente en tu hogar. De hecho, se tiene que lidiar por todo”, dice Pedro.

Pedro llegó a Armenia solo. Sus padres y hermanos se quedaron en los Estados Unidos. El padre de Pedro a veces lo insta a volver, pero su hijo se niega a regresar. “O se tiene la necesidad para vivir aquí o no. Yo tengo esa necesidad”.

En primer lugar, Pedro quiso abrir una fábrica de artículos de higiene personal, jabón, champú, etc... Cuando se dio cuenta de que la mayoría de las materias primas tendrían que ser importadas y necesitaría un trato constante con la aduana, rechazó la idea. De vuelta en los Estados Unidos, le comenzó a atraer la idea de cultivar la tierra. Ese deseo floreció aquí en Armenia. “Hay mucha gente dedicada a la agricultura en los EE.UU. y el sector está muy desarrollado. No habría tenido sentido para mí comenzar con la agricultura allí. Pero aquí, en Armenia, realmente se puede hacer la diferencia mediante la introducción de nuevos métodos y tecnologías del sector”. Pedro también dice que trabajar la tierra es calmante y placentero, a pesar de las dificultades. “Mi plan era crear algo de la nada en Armenia. ¿Por qué debería importar algo si lo puedo hacer aquí? Es una lástima que muchos de los alimentos sean importados en lugar de tener nuestra propia producción”.

También explicó que un problema importante que enfrenta la agricultura local es que los pobladores arriendan grandes extensiones de tierra, no con la intención de trabajarla, sino con la esperanza de venderla a compradores potenciales -armenios de la diáspora- o extranjeros. Hay grandes extensiones de tierra adyacentes a la frontera que no se cultivan debido a los problemas de riego. A Pedro le llevó un año entero obtener todos los permisos para instalar tuberías de riego y unidades de bombeo de agua.

Dada la gran cantidad de filtraciones durante el riego, Pedro está pensando en implementar un sistema de riego por goteo. También existe el problema de los robos. Una semana después de que instalara cables eléctricos, se los robaron. Fue un retroceso de quinientos dólares. Los culpables nunca fueron encontrados. Pedro se vio obligado a construir una pequeña cabaña para un guardia que vela por la tierra en la noche.

Pedro visita su parcela casi todos los días para controlar el trabajo que se realiza. Por lo general, hay alrededor de cuatro trabajadores y entre diez y veinte cuando los campos tienen que ser despojados de piedras y escombros. Kevork, un residente de la cercana aldea de Vanand, estuvo trabajando para Pedro durante los últimos nueve meses.

El hombre plantó una hilera de árboles de albaricoque hace tres años y debe esperar otros tres o cuatro hasta que se produzca la fruta. La próxima primavera, Pedro planea sembrar uvas en 3.2 hectáreas de tierra. También quiere plantar más nogales. Él dice que planea instalar una estación antigranizo una vez que comiencen a llegar los ingresos.

Zaroukian anticipa un flujo de ganancias en cuatro o cinco años y dice que construir una unidad de reprocesamiento es también una posibilidad en el futuro. El joven empresario aseguró que ya realizó un balance de todos los riesgos a la hora de hacer negocios ahí. “Espero que nadie me moleste durante los próximos años. Me estoy moviendo lentamente con una inversión medida. De esta manera no voy a perder tanto y voy a ampliar mi patrimonio un poco cada año”.

El joven espera que Armenia se convierta en un país respetuoso de la ley para ese entonces y que las autoridades fiscales o los grandes intereses comerciales no hagan las cosas más difíciles para él. “Estoy listo para cualquier lucha. Yo cumplo con la ley y no pago sobornos. Llevaré a cualquier persona a los tribunales, incluso a funcionarios del gobierno que hagan algo ilegal. Voy a resistir todo lo que pueda. Cuanta más gente siga las reglas de juego y exija justicia ante los tribunales, todo el sistema judicial se verá obligado a limpiar sus actos”, afirma Pedro. Argumenta que en Armenia reina el feudalismo y que el país está dividido entre un puñado de señores feudales que pueden hacer lo que quieran. “Es como el sistema feudal en Inglaterra hace tres o cuatro siglos. Es un modelo no-nacional y no vamos a ser capaces de preservar al país si continúa. Depende de la nueva generación poner fin al mismo. El sistema debe ser demolido y todos tendrán que rendir cuentas por sus acciones”. Pedro dice que encuentra muchas personas egoístas e indiferentes al sufrimiento de otros. Como prueba, señala los enfrentamientos para adelantarse en las colas de las tiendas o el hecho de que muchos conductores ignoren las normas de tránsito. No hay una tradición de cortesía, explica.

Pero no se arrepiente de trasladarse a Armenia. “Es mi país, nuestro país. Sabía que no iba a ser fácil. Si no puedo seguir aquí, significaría que fallé”.

Sona Avagyan
Hetq.am

 

Fuente: DIARIO ARMENIA

 
 
« Nota anterior Próxima nota »
 

Más noticias

Nos interesa su opinión. Escríbanos su comentario:

 
 
COMENTARIOS
 
Mariana Ines Zadikian | Buenos Aires | Argentina | 06/03/2013

Me encanto esta nota, trata de ideales y de valores pero sobretodo de acción, asi deberiamos actuar muchos, plantar de a poco un nuevo sistema para el bien sin mafias ni burocracias.-
 0 Responder este mensaje
 
Arto Kalciyan | Buenos Aires | Argentina | 20/12/2011

El relato de Pedro es una auténtica postal de Armenia, una minoría cuya única patria son sus propias e ilimitadas ambiciones, cuales están postergando la construcción de una verdadera República en crecimiento y superación. Las voces de quienes como Pedro amamos a nuestra tierra originaria deben hacerse oír a través de todos los medios posibles, no nos resignaremos a que nos destruyan los eternos sueños de poseer una Armenia próspera y soberana, nuestra historia y nuestro pueblo merecen un futuro de grandeza. Que sepan que somos millones en el mundo que no claudicaremos ante la inmoralidad y la infamia de una minoría de ruínes ególatras.
 1 Responder este mensaje
 
 
Aram Barceghian | Caba | Argentina | 21/12/2011

Gracias Sr. Arto por su trabajo constante en pos de la armenidad. Hemos leído sus dos publicaciones en el Diario Armenia sobre su viaje y sus percepciones de nuestra madre patria. Han sido un aporte muy importante para entender un poco mas la realidad de Armenia. Necesitamos mas mentes esclarecidas como la suya. Ojalá podamos construir una nueva utopía por la cual trabajar y luchar. Saludos Cordiales y muchas felicidades.
 1 Responder este mensaje
Miguel Bosdandjian | Montevideo | Uruguay | 17/12/2011

que lastima, pero es una realidad del tercer mundo, es lamentable
 1 Responder este mensaje
 
Anna Emirzian | de la Costa | Uruguay | 17/12/2011

leyendo a Pedro veo a mi hijo que resistio dura palabra esta,por 3 años trabajando la tierra en uruguay y lamentablemente se volvio a canada donde reside,pasando los mismos problemas que Pedro,ojala de todo corazon deseo que este si pueda lograrlo.Fue muy duro verlo trabajar muchisimo y queriendo quedarse no recibir ayuda desde las autoridades,los robos y al final un accidente donde un conductor ebrio lo envistio lo hizo desistir.Le deso lo mejor como madre.
 1 Responder este mensaje
 
 
 Home  Arriba  Imprimir  Recomendar
 

RADIO EREVAN NIGHTS EN VIVO !

PULSA Y ESCUCHA LA MEJOR MUSICA !

SIGUENOS EN...
      

PELIGRO !
Azerbaijan

.

APRENDE ONLINE

SERVICIOS IAN

DOBLE CIUDADANIA DE ARMENIA

  ARCHIVOS hasta el 05/04/2011

ARCHIVOS desde el 06/04/2011

AGENDA COMUNITARIA

MP3.. MUSICA ARMENIA !

RADIO.. EREVAN NIGHTS

TV desde ARMENIA ONLINE

TV ARMENIA desde EEUU

NUESTRO ARARAT, IMAGEN FONDO PANTALLA

VISITAS
 
 
Desde 2005-2017 INTERNATIONAL ARMENIAN NETWORK - Todos los derechos reservados. Buenos Aires, República Argentina